La traducción institucional: algunos consejos de redacción

La traducción institucional: algunos consejos de redacción

Existe un amplio abanico de organismos internacionales e instituciones públicas que precisan de servicios de traducción para poder llevar a cabo sus actividades diarias. Muchos de los textos nacen a raíz de cooperaciones y relaciones comerciales entre distintos países, por lo que no es de extrañar que abunde la terminología del ámbito jurídico-económico. No obstante, no hay claros límites en el área temática de los términos que podemos encontrarnos, ya que en este sentido no tendrán nada que ver las traducciones que encargue la FAO con aquellas que necesite el BCE. Así, me parecía más adecuado tratar aspectos relacionados con la puntuación, el estilo y el registro. Los puntos que enumero a continuación se basan en dudas que me han surgido en mi labor como traductora y que considero que pueden ser de interés general. Me he centrado en la combinación alemán-español porque es con la que trabajo con más regularidad, pero también pueden servir para traducciones al español en general.

1. Formas de tratamiento

Uno de los tipos de texto más característicos de la traducción institucional son los escritos oficiales, que suelen ir encabezados con una forma de tratamiento. En alemán se ven con frecuencia las siguientes opciones:

Sehr geehrter Herr X, / Sehr geehrte Frau X, / Sehr geehrte Damen und Herren,

En español, por el contrario, tenemos muchas más opciones para dirigirnos a una persona en un registro formal. Así, podemos optar entre don o doña y señor o señora. Las formas extensas deben escribirse en minúscula, mientras que las abreviaturas se escriben con mayúscula al principio (Sr., Sra., D., D.ª):

Estimado señor X: / Estimada D.ª X: / Muy señores míos:

Por regla general, señor/a don/doña van seguidos del nombre y uno o dos apellidos, aunque también podemos encontrarnos don/doña solo con el nombre de pila y señor/a con los apellidos.

Cabe destacar que en alemán se emplea con mucha más frecuencia la abreviatura Dr. para indicar que alguien ha obtenido un doctorado, mientras que en español esta abreviatura se reserva normalmente para los profesionales del ámbito de la sanidad. Así pues, habrá muchas ocasiones en las que en español se pueda omitir.

2. Traducciones de instituciones

En cuanto a los nombres oficiales de instituciones y organismos, conviene informarse bien para ver si ya existe una traducción acuñada en el idioma meta. Si existe un nombre oficial en español, también es importante comprobar las siglas más empleadas, ya que en ocasiones se traduce el nombre completo y se dejan las siglas en el idioma original, como en el caso de la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). En otros casos sí que existen siglas en español, como en la Organización Mundial de la Salud (OMS). El verdadero problema surge cuando no hay una traducción oficial al español. En esos casos, es conveniente dejar el nombre original, aunque podemos añadir una traducción literal que podría ayudar al lector a comprender cuál es la función del organismo. Aquí siempre debemos valorar cuáles son los conocimientos del destinatario de la traducción.

3. Lenguaje inclusivo

Si bien la RAE defiende el uso genérico del masculino, que sirve para designar tanto personas del sexo masculino como femenino, no son pocas las instituciones que optan por emplear tanto la forma masculina como femenina o, en determinados casos, un término genérico para designar un colectivo. Esta práctica va en consonancia con el afán por otorgarles una mayor visibilidad a las mujeres. Por regla general, puede emplearse la conjunción y o también o para el plural y el singular, y la conjunción o para el singular:

Jugendliche / der Junge / das Mädchen = los y las jóvenes / el o la joven

MitarbeiterInnen der Organisation = el personal de la organización

VertreterInnen = los y las representantes

En cuanto a la concordancia del adjetivo, puede emplearse en género masculino para hacer referencia a ambos sustantivos:

Kleinbauern und Kleinbäuerinnen = pequeños agricultores y agricultoras

ausgebildete Fachkräfte = los y las profesionales cualificados

4. Despedidas

Si antes he hablado de las formas de tratamiento para encabezar una carta formal, igual de importante es la despedida, dado que las convenciones también son distintas en función del idioma. En alemán, por lo general, no se andan con demasiados rodeos. Suelen emplear formas de despedida breves y se prescinde de la coma:

Mit besten Grüssen / Ich verbleibe mit freundlichen Grüssen

En el mundo hispanohablante, en cambio, sí que aparecen de vez en cuando fórmulas más extensas, que podrían acortarse u omitirse en su traducción al alemán:

Sin otro particular, le saluda atentamente / Reciba un cordial saludo.

En cuanto a la puntuación, si se trata de una fórmula de despedida breve sin verbo, se escribe coma, mientras que si se usa un verbo y la frase es completa, se escribe punto. Cuando la firma forma parte de la misma oración, no se añade ningún signo de puntuación.

Otra fórmula que también aparece muy a menudo en los textos administrativos e institucionales es im Auftrag, que en español podría traducirse como por encargo o por orden.

Deja una respuesta

3 × cinco =

Menú de cierre